Sin, Nanna, Nannar, Suen o Zuen, el señor de la sabiduría

miércoles, 11 de febrero de 2015

En la mitología mesopotámica, Sin es el dios masculino de la luna, hijo de Enlik, dios del viento y el cielo y Ninlil, diosa del aire. En su tiempo, Sin fue considerado el padre de los dioses, durante el periodo de c. 2600-2400 a. C., en el que Ur ejercía la supremacía sobre el valle de Éufrates. Sin era el dios supremo del panteón. La sabiduría personificada por el dios lunar es también una expresión de la existente ciencia de la astronomía o la práctica de la astrología, en la que la observación de las fases de la luna era un factor importante.

Se le representa como un anciano con cuernos y babar de lapislázuli montado en un toro alado. Su símbolo principal era el creciente lunar, pero también el toro, el cual provenía de su padre “Toro del Cielo”, y el trípode. Se le describe como el padre de la Inanna sumeria, diosa de la vida que posteriormente heredaría el cetro lunar. Con su esposa Ningal “la gran reina”, tuvo a Utu, dios del sol. Algunas fuentes también le consideran el padre de Ereshkigal, dios de la tierra sin retorno, del inframundo y la muerte.

En la mitología sumeria, rige el paso de los meses y es el dios que controla las mareas, los ciclos menstruales y, en general, los procesos cíclicos asociados a la luna o el mes lunar. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog contents © Mitología y cultura 2010. Blogger Theme by Nymphont.